DIETAS DEPURATIVAS Y DETOX II:  LOS ALIMENTOS MÁS DEPURATIVOS

DIETAS DEPURATIVAS Y DETOX II: LOS ALIMENTOS MÁS DEPURATIVOS

Querido lector@,

Esta semana continuamos la serie sobre las dietas depurativas haciendo un resumen de aquellos alimentos más conocidos por sus efectos depurativos beneficiosos para nuestro organismo.

Son los alimentos que podemos comenzar a introducir en nuestra dieta para facilitar al cuerpo el proceso de limpieza interna y desintoxicación, o bien convertirlos en la auténtica base de nuestra dieta. Consumirlos de forma puntual, temporal o periódica (esto dependerá de la elección de cada uno), constituirá un saludable hábito que, mantenido en el tiempo, nos llevará a los objetivos de salud perseguidos.

 

¿Qué hace que un alimento sea considerado depurativo?

Más allá de las características organolépticas del alimento: color, olor, sabor, textura, etc., lo que determina que un alimento sea considerado depurativo son sus cualidades nutricionales y bioquímicas, que llevarán a una serie de procesos en el interior de nuestro cuerpo al ser sus nutrientes procesados y utilizados por nuestros diferentes sistemas y órganos, sobre todo a nivel digestivo y excretor, a fin de limpiarnos y depurarnos de toxinas innecesarias y perjudiciales para nuestra salud.

Algunas de las cualidades de un alimento depurativo son:

  •        Riqueza en vitaminas y minerales, principalmente de carácter antioxidante, regenerador y protector, así como efecto anti-hipertensivo
  •        Gran contenido en agua o bien en sustancias facilitadoras de la diuresis (diuréticos)
  •        Alto contenido en fibra soluble e insoluble, para facilitar el tránsito intestinal
  •        Baja cantidad de grasas, aunque ideal que sean ácidos grasos esenciales omega
  •        Pocas calorías
  •        Gran capacidad de equilibrio ácido-base, con tendencia a la basicidad o alcalinidad, para regular nuestro pH
  •        Efecto estimulante sobre la función del hígado, vesícula biliar, riñones e intestinos

 

desintoxicantes naturales


Alimentos más depurativos

A continuación os vamos a hacer un listado con los alimentos con más propiedades depurativas, clasificados, y reseñando muy brevemente los nutrientes a los que es debido su efecto limpiador y desintoxicante para el organismo.

Alimentos

            Cereales, legumbres y semillas
  •        Arroz integral y arroz basmati → Vitaminas, aminoácidos y fibra hidrosoluble. Mejora el tránsito intestinal.
  •        Avena → Minerales, vitaminas del grupo B sobretodo y fibra hidrosoluble.
  •        Salvado de avena → Fibra ( sobretodo betaglucanos) y avenatramidas (antioxidantes)
  •        Miso → proteínas, zinc, hierro y fósforo. Lecitina y enzimas producto de la fermentación de la soja, que ayudan a restaurar la flora intestinal y a digerir los alimentos. Depura la sangre y reduce el colesterol “malo”.
  •      Judía azuki → además de los hidratos, fibra, proteína y minerales propias de las legumbres, esta semilla tonifica los riñones y el hígado (según la medicina tradicional china), lo que le confiere propiedades depurativas.
  •        Semillas de lino → mucílagos y pectina (fibra hidrosoluble), regula la flora y el tránsito intestinal y elimina metales pesados del organismo.
  •       Gomasio → lecitina, calcio, fósforo y aminoácidos esenciales. Regenera el intestino y restablece el equilibrio alcalino. Cuidado las personas hipertensas, porque contiene sal.


Verduras y hortalizas

  •      Germinados → clorofila, enzimas y prebióticos, que fortalecen la flora intestinal, detoxifican, desinflaman el intestino y equilibran el pH.
  •      Remolacha → fibra, antioxidantes (antocianinas y flavonoides) y nitratos (disminuyen la presión arterial). Potasio, hierro, calcio, magnesio y ácido fólico.
  •      Brócoli → fibra, antioxidantes, minerales y compuestos sulfurados anticancerígenos, así como efecto antibiótico contra el Helicobacter pylori.
  •    Hinojo → rico en vitaminas A y C, y potasio, entre otros nutrientes, tiene actividad insecticida, antifúngica, digestiva, carminativa y espasmolítica. Favorece la digestión, contribuye a expulsar los gases, reduciendo la hinchazón del vientre.
  •    Rábano negro → compuestos azufrados (glucosinolatos) que favorecen la formación de bilis y el vaciamiento de la vesícula.  Ayuda a la función del hígado.
  •     Rabanito → rico en antioxidantes, vitamina C, potasio, calcio, magnesio, cobre y fibra. Es diurético y depurativo. Estimula las secreciones gástricas y aumenta la secreción de bilis y el vaciamiento de la vesícula. Además es antibiótico, balsámico y expectorante.
  •     Alcachofa → ácido llamado cinarina, que aumenta la secreción biliar y el vaciamiento de la vesícula. Ayuda a descongestionar el hígado, emulsionar grasas y  eliminar sustancias tóxicas de la sangre. Pectina y mucílagos (fibra) e inulina, que beneficia la flora intestinal.
  •     Endibia → vitaminas C y B, junto con potasio, cinc, cobre y manganeso. Contiene sustancias amargas con acción colerética y colagoga (favorecen la producción de bilis y el vaciamiento de la vesícula). Acción alcalinizante y diurética que regula el metabolismo y favorece el tránsito intestinal.
  •       Achicoria roja → antocianinas y ácido fólico. Sus compuestos amargos favorecen la secreción de bilis. Aligera el trabajo del hígado y es muy digestiva.
  •     Apio → contiene bastante sodio, pero es hipotensor debido al efecto vasodilatador y diurético de su aceite esencial y de una sustancia llamada 3-butilptalida. Es rico en minerales alcalinos: potasio, calcio, magnesio, fósforo y hierro. Tiene efecto depurativo y reequilibrador del pH de la sangre.
  •      Escarola → rica en ácido fólico, vitamina C, hierro y potasio, como otras verduras de sabor amargo, favorece la digestión y ayuda al hígado en su función depurativa.
  •       Col lombarda → licopeno (antioxidante), carotenoides, ácido fólicoy vitaminas C y K. Más digestiva cruda, resulta diurética y laxante.

 

depurar

 

  •        Cebolla → además de ser diurética y ayudar a disminuir los triglicéridos, posee flavonoides antioxidantes.
  •       Berro → azufre, calcio, hierro, betacaroteno, vitamina E, vitaminas del grupo B y fibra. Es refrescante, vermífugo, diurético y depurativo, y tiene una función regenerativa de la hemoglobina.
  •        Pepino → gran cantidad de agua, baja en calorías y con propiedades refrescantes y calmantes. Neutraliza la acidez excesiva del organismo.
  •       Calabaza → aporta carotenoides (provitamina A), vitamina E, vitaminas del grupo B, así como magnesio y gran cantidad de potasio, que favorece la eliminación de líquidos ayudando a controlar la hipertensión y los trastornos renales y cardíacos.
  •      Col fermentada o chucrut → vitaminas A, C y del grupo B, magnesio, calcio, hierro y fósforo. Es remineralizante y depurativa, protege hígado y páncreas, refuerza el sistema inmune y reequilibra la flora intestinal, favoreciendo la digestión.
  •       Brotes tiernos de ortiga → ricos en vitaminas y en hierro, silicio y otros minerales, tienen propiedades depurativas, diuréticas y alcalinizantes.
  •      Espárrago → vitamina A, C, grupo B, hierro y otros minerales como el potasio (carece de sodio), fibra. Es diurético, ayudando a la eliminación de toxinas a través de los riñones.
  •     Ajo → compuestos azufrados con propiedades medicinales. Es un antibiótico natural, antiséptico, vasodilatador y fluidifica la sangre, combate la hipertensión y reduce el colesterol. Además de ser un potente antioxidante y anticancerígeno. Ayuda a neutralizar los radicales libres.
  •    Berenjena → agua, fibra, vitaminas del grupo B, vitamina C y betacarotenos. Potasio, zinc, hierro y calcio. Ácido clorogénico y flavonoides (antioxidantes y antitumorales). Disminuye la absorción intestinal de las grasas, bajando los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Cocinada y pelada, estimula la función hepática y biliar, favoreciendo el vaciado de la vesícula. Efecto hepatoprotector, diurético y laxante, antiinflamatorio y antialérgico.
  •      Algas y microalgas → en general, ricas en fibra, minerales, ácidos grasos omega, aminoácidos esenciales y algunas vitaminas. Propiedades altamente nutritivas y antioxidantes. Dependiendo de su color, algunas son ricas en carotenoides y otras en clorofila. Reducen el colesterol y tienen efecto antitumoral. Algunas son altamente depurativas y ayudan a eliminar toxinas y metales pesados acumulados en el organismo, limpiando la sangre y los tejidos. (Hablaremos de estas propiedades y cómo utilizarlas en la dieta detox en el próximo post).

 

Frutas y frutos secos

  •      Limón → terpenos (en la piel) y vitaminas, sobretodo, de efecto antioxidante, diurético, antiséptico. Facilita los procesos hepáticos y ayuda a prevenir la formación de cálculos biliares.
  •      Aguacate → rico en agua, grasa saludable, fibra, vitamina E (antioxidante), potasio y poco sodio. Ayuda a limitar la absorción de colesterol procedente de la dieta, a regular la presión arterial, a prevenir la retención de líquidos y tiene un efecto saciante, por lo que ayuda en las dietas adelgazantes, a pesar de ser rico en calorías.

 

aguacate

 

  •        Uva negra → rica en agua, fibra, vitaminas y antioxidantes (resveratrol). Es depurativa, antioxidante, anticancerígena, antiinflamatoria, antibacteriana. Estimula el funcionamiento de riñones e hígado, alcaliniza el sistema digestivo y equilibra la flora bacteriana.
  •        Kiwi → vitamina C y potasio, apenas sodio. Controla presión arterial y es diurético. Enzimas que favorecen la digestión de las proteínas.
  •      Pera → abundante potasio y poco sodio, fibra soluble. Regula tensión arterial, son diuréticas y mejora los niveles de glucosa en sangre y reduce la absorción del colesterol.
  •      Naranja → agua, vitamina C, ácido fólico, betacaroteno, fibra, flavonoides (antioxidantes), potasio. Favorece el vaciamiento de la vesícula biliar y por ello el metabolismo de las grasas y la función hepática.
  •     Piña → vitaminas A, B y C, y minerales como el magnesio, calcio, fósforo, hierro, azufre y manganeso. Posee fibra y una enzima, la bromelina, que ayuda a metabolizar las proteínas. Tiene efecto diurético, digestivo y depurativo.
  •    Pomelo → rico en potasio y pobre en sodio. Vitamina C y el flavonoide naringina, de propiedades fluidificantes de la sangre, antioxidantes y anticancerígenas. Es diurético y su fibra ayuda a reducir la absorción de las grasas.
  •      Ciruela umeboshi → su fermentación le da propiedades remineralizantes, protege la flora intestinal y mejora la digestión. Combate la fatiga, desintoxica el organismo y tiene una acción antioxidante. Cuidado en hipertensos, por su cantidad en sal.
  •      Ciruela → antocianinas y ácido málico, le dan propiedades antioxidantes y depurativas del hígado. Fibra y sorbitol le dan propiedades laxantes.
  •     Cerezas → antocianinas y ácido elágico, le otorgan una fórmula antioxidante, antitumoral y depurativa. Rica en vitamina C, magnesio y potasio, éste último la hace alcalinizante y diurética.
  •      Granada → agua, azúcares, potasio, calcio, magnesio, fósforo y hierro, poco sodio, fibra, vitamina C y algunas del grupo B. Antocianinas y fenoles con capacidad antioxidante, antitumoral, astringente y antiinflamatoria. Diurética y depurativa, ayuda a eliminar al ácido úrico a través de la orina. Mejora la hipertensión y previene la retención de líquidos. Propiedades vermífugas (ayuda a eliminar parásitos intestinales).
  •     Guayaba → rica en vitamina C y fibra, baja en calorías pero rica en azúcares. Es desintoxicante, antiséptica y cicatrizante gracias a la combinación de taninos y pectinas.
  •      Sandía → gran cantidad de agua, fibra, betacarotenos, vitaminas C y del grupo B, ácido fólico, potasio, hierro. Sus semillas tienen cobre, manganeso y zinc. Aporta más licopeno que el tomate. Es estimulante renal y alcalinizante de la sangre. Muy diurética y depurativa.
  •     Papaya → agua, fibra, vitamina C, provitamina A, potasio, magnesio, hierro y calcio, ácidos orgánicos y carotenoides. Enzimas digestivas para metabolizar las proteínas y mejorar la digestión. Tiene efecto hepatoprotector (ayuda a mantener sano el hígado). Antibacteriana y estimulante de las defensas.

 

agua

 

            Hierbas, especias y aderezos

  •       Cardo mariano → silimarina (una combinación de flavonolignanos) que estimula la regeneración de células hepáticas dañadas por sustancias tóxicas como alcohol o fármacos. Antiinflamatorio del tejido fibroso de sostén del hígado.
  •        Cúrcumaantioxidantes, sobretodo. Estimula el flujo biliar, mejorando la digestión de las grasas. Inhibe la proliferación de los virus de la hepatitis y también a eliminar compuestos tóxicos.
  •       Aceite de oliva → ácido oleico, que evita la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), responsables del colesterol “malo”. Con limón, en ayunas, mantiene hígado y vesícula sanos.

 

Hasta aquí, hemos resumido los alimentos más depurativos. En el próximo artículo, continuaremos hablando de los complementos alimenticios, súper alimentos y bebidas con efecto detox, e incluiremos alguna fácil y deliciosa receta para que empecéis a incorporarlos en vuestro proceso de limpieza interna.

¡Feliz semana!

04/02/2015 Home, Artículos 0 1890

Dejar un comentario

Contenidos Ecolife

Últimos Comentarios

No hay comentarios

Archivo

ha sido añadido a tu lista de deseos.

Continuar comprando Mi lista de deseos.